NUEVAS FECHAS
12- 15 noviembre 2020

News

Las patrimonialistas de activos no residenciales reclaman un marco normativo de regule la relación arrendador-arrendatario en contextos excepcionales como el actual

08/04/2020

Comunicado de prensa

El tercer encuentro digital de SIMAPRO HomeEdition ha abordado cómo las patrimonialistas de activos no residenciales están enfrentando la crisis del coronavirus.

El tercer encuentro digital de SIMAPRO HomeEdition, que se ha celebrado hoy, ha pasado revista a cómo las patrimonialistas de activos hoteleros, comerciales y de oficinas están gestionando la crisis motivada por la pandemia del COVID-19  y la relación con sus arrendatarios en un contexto de parálisis de la actividad económica y, por tanto, de los flujos de caja. En el encuentro han participado como ponentes Javier Illán, Presidente y Consejero Delegado de MILLENIUM HOTELS REAL ESTATE, Miguel Pereda, CEO de GRUPO LAR, y Leticia Ponz, Head Representative Office Spain y Senior Asset Manager Spain and Mexico de UNION INVESTMENT. Joaquín López-Chicheri. Presidente y Consejero Delegado de VITRUVIO ha moderado el coloquio.

Javier Illán, Presidente y Consejero Delegado de MILLENIUM HOTELS REAL ESTATE, ha abierto este tercer coloquio digital organizado por SIMAPRO HomeEdition, llamando atención sobre el carácter totalmente “imprevisible” de la actual pandemia y abogando por una revisión de las actuales cláusulas contractuales con el objetivo de que empiecen a incluir estos Imprevistos, “al igual que ya se contemplan las guerras o las catástrofes naturales”.

Javier Illán ha insistido en que esta circunstancia esta lastrando la relación arrendador-arrendatario durante esta crisis en la medida en que no existe un referente normativo en el que apoyarse. “En el caso de Millenium, lo que estamos renegociando son aplazamientos con nuestros operadores, pero no condonaciones. Cargar el peso de la crisis sobre el propietario no es acertado”. Javier Illán ha justificado esta decisión de la siguiente manera: “Nuestra función es defender a nuestros accionistas, y puesto que no hay una regulación clara arrendador-arrendatario, lo lógico es repartir los costes de esta crisis. Entender que esto solo tiene que golpear a una de las dos partes ni es justo ni es lógico”.

El Presidente de Millenium Hotels Real Estate concluyó su intervención recordando las reglas de juego de inversión inmobiliaria, que “siempre es a medio y largo plazo, por lo que hay que contextualizar esta crisis en esta perspectiva temporal”.

Para Miguel Pereda, CEO de GRUPO LAR, el impacto de la actual crisis va a ser solo relativo. En su opinión, “hay que diferenciar el impacto coyuntural del cambio estructural. No creo que la gente vaya a cambiar sus hábitos de consumo presencial. En todo caso, acelerará cambios que ya están en curso, por lo que deberemos estar atentos a esta evolución para identificar nuevas oportunidades de inversión”.

Al igual que en el caso de Millenium, Grupo Lar ha optado por posponer el cobro de los alquileres de marzo en los centros comerciales de su propiedad. “Posponer, ni condonar, ni bonificar”, ha recalcado Miguel Pereda, que ha avanzado que en los dos primeros meses del año, antes de la que la pandemia eclosionara en nuestro país, sus centros comerciales habían experimentado una evolución muy positiva, con crecimientos del 5% en afluencia de público, del 7% en ventas y con una ocupación del 95%. “El impacto de esta crisis solo se va resolver con mucha transparencia entre el arrendador y el arrendatario y con mucho diálogo, aunque a veces este sea muy tenso”, ha concluido Miguel Pereda.

Por su parte, Leticia Ponz, Head Representative Office Spain y Senior Asset Manager Spain and Mexico de UNION INVESTMENT, centró su intervención en el coloquio de SIMAPRO HomeEdition en los efectos de la actual parálisis de la actividad económica y los nuevos hábitos de trabajo como resultado de las medidas de confinamiento. “El teletrabajo impulsado por esta pandemia está alimentando la inquietud de algunos propietarios de oficinas ante el escenario de una reorganización del trabajo presencial de acuerdo a criterios más racionales y flexibles”.

En su opinión, se trata de un temor exagerado, con independencia de que la ratio de deslocalización del puesto de trabajo presencial, “que en nuestros activos está en torno al 5%”, llegue en un plazo razonable de tiempo hasta “el 25% o incluso el 30%, como algunos expertos prevén”. Aunque no comparte la opinión cada vez más generalizada del profundo impacto que esta pandemia va a tener tanto en los espacios de trabajo como en su organización, Leticia Ponz sí cree que la actual crisis cambiará algunos de los paradigmas imperante. “Vamos a seguir acudiendo a las oficinas, pero ahora pediremos que estas sean más seguras, que también haya más distancia física entre nosotros y menos flexibilidad en la rotación del puesto físico”.

 

Prensa
Fernando Urías
urias@premium-comunicacion.com | 691058457

Archivado en: SIMAPRO

Etiquetas: SIMAPRO | Home Edition