News

José Juan Martín Montes (AELCA): “El negocio inmobiliario es totalmente financiero”

24/05/2017

Comunicado de prensa

Juan Antonio Gómez-Pintado. presidente de Asprima y consejero delegado de Vía Célere, ha destacado la capacidad de los fondos para analizar todas las fases del ciclo, y su estrategia para entrar primero en las operaciones financieras, luego en el mercado terciario y después en el residencial. “Y hoy estamos viendo incluso cómo han entrado en operaciones del suelo, fruto de un estudio riguroso del mercado español”.

Víctor Pérez Arias, managing director de ASG Iberia Advisors, ha querido precisar la vocación de permanencia de este tipo de fondos, y ha cuantificado en cuatro a cinco años el horizonte de actividad de mercado en el que nos encontramos, mientras que Juan Velayos, CEO de Neinor Homes y protagonista de la primera salida a bolsa de calado de una compañía puramente residencial tras la crisis, ha cifrado en tres años el periodo de desfase entre oferta y demanda en el que se encuentra la coyuntura inmobiliaria. El directivo ha señalado que es justo que el vendedor de suelo traslade subidas en consonancia con las del precio de la vivienda, pero ha matizado que el terreno debería comprarse con fondos propios, y eso marca la diferencia.

José Juan Martín Montes, consejero delegado de Aelca, ha precisado que aunque estamos en una producción de mínimos aún, mientras el paro baje y el PIB funcione bien, es razonable pensar en un horizonte de actividad de cuatro a cinco años.

Modelo industrializado

Lo que sí ha cambiado es la industrialización de los procesos, a la que inevitablemente se dirige el sector, fruto también de la profesionalización. “Hay un grupo de empresas que apuestan más por un modelo industrializado, que además es la línea a seguir para sobrevivir, habida cuenta de que ya se detectan subidas en determinados materiales y actividades”, ha recalcado Gómez-Pintado.

Víctor Pérez Arias ha mencionado también el enfoque financiero de las empresas, de procedimientos, exigido por los fondos, y muy enfocados a la demanda. Así, los modelos constructivos se van a tener que adaptar a los nuevos tiempos y a las necesidades de la demanda.

Y es que, como ha afirmado con rotundidad  el consejero delegado de Aelca, “el negocio inmobiliario es totalmente financiero, con los parámetros propios de una inversión de riesgo, intensivo en capital; la dificultad está en convertir el proceso en industrial”, aunque Velayos se ha mostrado escéptico ante la posibilidad de que el promotor ‘de toda la vida’ crea en novedades como la deriva financiera o la necesidad de implantar un proceso industrial: “Son nuevos perfiles difíciles de asumir”.

Archivado en: La Feria