News

Alquiler con opción a compra, una fórmula interesante para el propietario y el inquilino

13/07/2012

En Planner Reed estamos trabajando en la próxima cita inmobiliaria, SIMA Otoño, que se celebrará del 16 al 18 de noviembre en Feria de Madrid. Este año, entre otras novedades, cobrará protagonismo el alquiler con opción a compra, en respuesta al interés por esta modalidad de los jóvenes y las familias con dificultades para acceder al crédito.

¿En qué consiste exactamente el alquiler con opción a compra? Se trata de un contrato de alquiler entre el propietario y el inquilino al que se le añade una cláusula mediante la que se pacta un precio de venta y una fecha máxima para que el inquilino decida si quiere comprar la vivienda. En este sentido, hay que tener en cuenta que la compra es una opción que tiene el inquilino, no una obligación, a no ser que se establezca lo contrario por contrato. Esto quiere decir que si al finalizar el mismo el inquilino descarta la opción de compra, los importes pagados van a cuenta del alquiler y no son reembolsados. Por el contrario, si se ejercita la opción de compra, lo habitual es que el contrato establezca que una parte de lo pagado en concepto de alquiler se reduzca del precio de adquisición.

Desde el punto de vista del propietario, el alquiler con opción a compra es una fórmula interesante para aquellos que quieran vender en una coyuntura como la actual. En caso de que quiera asegurarse el compromiso de compra del inmueble por parte del inquilino, en el contrato de arrendamiento se deberán establecer unas cláusulas que lo garanticen, como un importe en concepto de señal o una renta de alquiler por encima del precio habitual.

Actualmente, inmobiliarias como Hercesa y portales web como Yaencontré.com cuentan con una amplia oferta de alquiler con opción a compra. También las administraciones públicas. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid tiene abierto un programa dirigido a jóvenes menores de 35 años que pretende destinar una tipología de vivienda protegida, donde se aúna un alquiler inicial con la posibilidad de comprar la vivienda según Calificación Definitiva, descontando del precio el 50% de lo abonado en concepto de renta.

Archivado en: La Feria