News

Varias de cal y alguna de arena

13/10/2015

El ritmo de la venta de pisos no deja de deparar buenas noticias. La última la ha dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE), a partir de operaciones inscritas en los registros de la propiedad procedentes de escrituras públicas. De acuerdo con esta fuente, la compraventa de viviendas experimentó un avance del 24,2% durante el pasado mes de agosto respecto al mismo mes de 2014. Semejante tirón de la demanda comienza a reflejarse inevitablemente en el precio. De creer a Eurostat, España registra la tercera mayor subida de precios (4,1%) de la vivienda de Europa, solo superada por Chipre (7,4%) y Austria (6,4%).

Más en detalle, ya son cinco las capitales de nuestro país (Barcelona, Málaga, Madrid, León y Palencia) donde el precio de la vivienda sube más un 4% desde que este tocara suelo en el tercer trimestre de 2013. Es la confirmación, por otra parte, de la teoría de la recuperación del sector a dos velocidades y aunque los datos se refieren al producto residencial de segunda mano resulta indicativo de una cierta evolución. No obstante, y como reconoce el informe de Idealista en que se basan estos datos, “un total de 18 capitales más registran precios superiores a sus mínimos de los últimos años, “aunque su cuantía es todavía insuficiente para determinar si se trata de un incremento puntual o si estamos ante un cambio de tendencia”. A modo de aviso para navegantes, baste indicar que, según el informe Mercado Residencial Madrid y Corona Metropolitana de Aguirre Newman, pagar un piso nuevo en Madrid es un 9% más caro que hace un año. En concreto, el precio medio del metro cuadrado ya está en 2937 euros (en el clímax de la burbuja, allá por 2007, era de 4.657 euros, un 37% más).

No todas las voces son unánimes en este punto. Según Tinsa, el precio medio de la vivienda descendió en septiembre un 0,4% interanual, el ritmo más bajo registrado desde marzo de 2008, cuando cayó un 0,3%. En la costa mediterránea se depreciaron un 3,1%, mientras las islas y el resto de municipios fueron los únicos puntos en positivo. En otras palabras, el mercado de la vivienda se acerca a la normalización de precios después de años de caídas. Normalización que, en sentido estricto, no quiere decir recuperación. En esta misma línea argumental, el informe de coyuntura del Observatorio de la Valoración correspondiente al tercer trimestre del año y elaborado por la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV) sostiene que los precios medios de la vivienda en España se han estabilizado, pero no muestran, salvo en localizaciones aisladas, signos decisivos de recuperación ni responden positivamente al crecimiento del PIB y del empleo que se está produciendo desde hace algunos trimestres.

Dudas aparte, otras dos noticias parecen apuntar en otra dirección. La primera, que las 30 mayores inmobiliarias elevaron un 1% su facturación en el año 2014, de acuerdo con el Observatorio Sectorial DBK de Informa D&B. La segunda, que la Sareb ha decidido sacar partido del tirón en el precio del suelo poniendo en venta terrenos con una edificabilidad de más de un millón y medio de metros cuadrados destinados a viviendas, oficinas, comercial, hoteles y naves industriales.

Archivado en: Resumen de prensa