16-18 noviembre. Feria de Madrid

News

Resumen semana 26 enero – 1 febrero

02/02/2015

El optimismo parece instalarse con vocación de permanencia en el noticiero inmobiliario. Otra semana de buenas noticias. Y eso que el lunes 26 el día se despertó con la sorpresiva renuncia de Belén Romana a la presidencia de Sareb, por “motivos personales”. Su número dos, Jaime Echegoyen, ha ocupado su puesto. Desde su creación, ha ingresado 9.000 millones de euros, ha amortizado el 11% de su deuda, y, en opinión de María Vega, de El Mundo, se ha ganado el respeto de los inversores internacionales como interlocutor válido para entrar en el sector inmobiliario español.

El desconcierto que pudiera haber alimentado esta renuncia fue rápidamente disipado por el Banco de España (BE) que, ese mismo día y en su boletín de enero, confirmaba lo que otras varias voces venían adelantando desde hacía un par de semanas, que la recuperación en la construcción se va a mantener. La razón: “la mejora de las condiciones financieras”. La propia institución, en su encuesta de enero sobre préstamos bancarios, se confirmaba a sí misma al constatar un repunte en la petición de créditos hipotecarios por las familias españolas, en línea, por otra parte, con lo apuntado la semana anterior por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El importe medio del crédito solicitado sigue siendo, no obstante, modesto: no llega a los 105.000 euros.

Con el manguerazo de liquidez anunciado por el gobernador Draghi en una mano y las favorables previsiones del BE en la otra no es de extrañar que otros muchos agentes del sector hayan decidido tirar la casa por la ventana y anunciar intenciones que solo un par de años antes se hubieran calificado de “alucinantes”. En un encuentro con analistas, el director financiero de Popular, Francisco Sancha, anunció el objetivo de la entidad de deshacerse de inmuebles en 2015 por valor de… ¡2.000 millones de euros! Popular registra una exposición inmobiliaria bruta de 32.400 millones de euros, la más alta del sector bancario español en términos absolutos. Lo que son intenciones en unos, son realidades en otros. Casi al mismo al mismo que la noticia del banco llegaba a las redacciones se conocía la última adquisición de Amancio Ortega a través de su sociedad de inversión Pontegadea: el emblemático edificio madrileño de Gran Vía 32 por 400 millones de euros.

La vuelta de las hipotecas
Las intenciones de Popular van a tener una dura competencia. La obra nueva también se esfuerza en remontar el vuelo, cuyo número de visados ha crecido un 5.1% entre enero y noviembre de 2014, respecto al mismo período del año anterior, hasta situarse en 33.0007, a distancia sideral de los cas 900.000 que se tramitaron en 2006. De lo que no hay duda es que tanto para lo que hay como para lo que está por venir, el acceso a la financiación va a ser determinante. El economista Gonzalo Bernardos no duda que este acceso se va a allanar. En una tribuna publicada en El Mundo, sostiene que el aumento de liquidez, la mayor solvencia de las entidades y la mejor coyuntura económica “harán que los bancos cambien significativamente su política de créditos y permitan acceder a préstamos a un menor tipo de interés y a una mayor parte de la población. El producto estrella volverán a ser las hipotecas”.

Quizá no le falte razón, aunque el deseado aumento de las ventas conlleve, también, el de sus precios, tal y como CaixaBank prevé. Eso sí, no en todas las plazas parece lucir el sol. El ABC, con datos de Tinsa, ofreció el contrapunto al recordar que “el precio de la vivienda cae aún en siete provincias más del 10%. Navarra (-14.1%), Lérida (-14%) y Cuenca (-12.7%) lideran este ranking.

La semana concluyó atisbando, por fin, la luz al final del túnel de la sempiterna Operación Chamartín (arrancó hace más de dos décadas), que ya parece contar con los parabienes de todas las partes. Aunque los plazos y las fases aún están por concretarse, la ministra de Fomento, el presidente de la Comunidad de Madrid y la alcaldesa de Madrid confirmaron el desbloqueo definitivo. Ya todo esta listo para que la sociedad Distrito Castellana Norte Madrid (75.5% propiedad de BBVA y el resto de San José) construya 17.000 pisos en una zona de 320 hectáreas. El presupuesto total llega hasta los 5.974 millones de euros, de los que 1.300 corresponderán a infraestructuras.

Archivado en: Resumen de prensa