News

Soluciones imaginativas para el sector inmobiliario: viviendas en alquiler

16/11/2011

La Encuesta Continua de Presupuestos Familiares (ECPF) que elabora el INE evidencia que el alquiler en España ha subido, en detrimento de la propiedad. Según los datos de este estudio, en 2006, el 81,30% de las familias residían en una casa de su propiedad y sólo un 13,56% vivía de alquiler. Los últimos datos disponibles muestran que, en 2010, el porcentaje de propietarios se ha reducido hasta el 78,39%, mientras que quienes eligen el arrendamiento son ya el 16,09% del total.

El alquiler, por tanto, gana fuerza en las opciones de acceso a la vivienda, y lo hemos constatado en SIMA Especial Otoño 2011. Las preferencias de nuestros visitantes van en la misma dirección y de hecho, cerca del 20% buscan oferta de alquiler, con o sin opción a compra.

Precisamente, la semana pasada la Obra Social de La Caixa ha hecho público un proyecto que, de forma creativa, une dos problemas para intentar solucionarlos. A través del programa ‘Alquiler Solidario’, 3.000 familias, según los datos que aporta la entidad financiera, podrán acceder a una vivienda nueva por un coste de entre 85 y 150 euros mensuales de alquiler, con el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y los gastos comunitarios incluidos, y esto durante un plazo de cinco años, y siempre que la renta anual sea inferior a los 18.000 euros y superior a los 6.000.

 

El alquiler: ¿una solución para el sector inmobiliario?
El alquiler es una opcción de acceso a la vivienda más demandada por los usuarios.

El alquiler es una opcción de acceso a la vivienda más demandada por los usuarios.

Lo cierto es que expertos del sector inmobiliario y analistas han apuntado al alquiler como una opción viable para el sector. Algunos gobiernos, como el de la comunidad balear, han creado grupos de trabajo para, junto a la banca, estudiar cómo poner en valor la vivienda a través del alquiler; mientras que la Sociedad Pública de Alquiler llegó a acuerdos con varias entidades financieras, para alquilar 8.100 viviendas a través de esta entidad estatal; mientras que los sindicatos piden al gobierno que compre el stock de vivienda de los bancos y lo ponga en el mercado a través de un sistema de alquiler público. Se pretende fomentar el alquiler para que el mercado inmobiliario empiece a moverse.

Uno de los principales factores que obstaculiza el alquiler es la seguridad jurídica del arrendamiento, un problema que ya han sufrido en sus propia piel muchos propietarios de vivienda en España y que, además, también hace mucho más difícil y oneroso para las persona que desean vivir de alquiler acceder a una vivienda a precios competitivos. En este sentido, ya se han dado pasos muy importantes para acelerar los procesos de deshaucio, y garantizar que los inquilinos cumplen con sus obligaciones, con la reciente aprobación de la Ley de Medidas de Agilización Procesal, que acelera el proceso de desalojo de un inmueble en caso de impago.

El alquiler podría ser una solución temporal que pondría en valor activos que no están produciendo ningún rendimiento para sus propietarios, al menos mientras se normaliza el acceso al crédito, momento en que potenciales compradores, dispuestos a adquirir vivienda, puedan acceder al préstamo hipotecario que necesitan para completar la operación de compraventa. La demanda de vivienda no ha desaparecido: se ha reconvertido y está sometida a tensiones más o menos ajenas al mercado inmobiliario; pero, si una persona no puede comprar, acabará alquilando.

Archivado en: La Feria