News

Retail, oficinas y hoteles: las mejores oportunidades para la inversión inmobiliaria en España

06/05/2016

Comunicado de prensa

El sector inmobiliario ofrece muchas oportunidades, tanto fuera como dentro de España, en diversos segmentos. Para el capital extranjero, los inmuebles para usos comerciales, de oficinas y hoteleros son los que reportan mayores retornos y menores riesgos, aunque empiezan a evaluar, de forma prudente y muy gradual, inversión en suelo y en el segmento residencial.

Esta es la principal conclusión de la mesa redonda de inversores “Dónde están ahora las oportunidades”, incluida en el programa del Foro de Inversión en el Mercado Inmobiliario Español”, que tiene lugar entre hoy y mañana en el marco del programa profesional del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA 2016), en la Feria de Madrid.

En este debate participaron Pedro Abellá, Principal de HIG Capital, Gregg Albert, director para España de Benson Elliot Capital Management, Dhruv Sharma, CEO de Marcena Capital LTD, y MarioVerdyguer, director de Desarrollo de Inversiones de Solvia, moderados por Ignacio Fonseca, director de Asset Management para España de Blackstone.

De inversiones “distressed” a oportunistas

Abellá, de HIG Capital, considera que tras varios años en los que la inversión inmobiliaria estaba concentrada en activos “distressed”, el mercado ha entrado en una fase oportunista, con altos retornos y múltiples alternativas en diversos segmentos como oficinas, logístico y residencial, que están en las carteras de las entidades financieras y especialmente de SAREB, aunque recalcó que se debe “añadir valor a estos activos” a través de una gestión profesionalizada.

Entre los riesgos apuntó a la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, aunque la calificó como una “incertidumbre” capaz de generar oportunidades. En la misma línea se expresó DhruvSharma, de Marcena Capital LTD, que también señaló a los resultados electorales como otro posible riesgo para la inversión extranjera.

Sharma cree que la transparencia en materia fiscalidad es el factor determinante para atraer al capital extranjero. En su opinión, si el sistema impositivo es justo e igualitario para inversores locales y extranjeros España puede competir con otros mercados y países.

Residencial: “aún no se ve con buenos ojos”

Sharma también afirmó que, en sus esquemas de inversión, han preferido evitar el segmento residencial en favor de los edificios para usos corporativos con menor exposición,. No obstante, considera que, en la medida en la que gane peso el comprador local sobre el extranjero, el residencial ganará atractivo.

Abellá coincide con Sharma y cree que la vivienda como activo para inversión “aún no se ve con buenos ojos”, pues entraña más riesgos y retornos menores, razón por la que la inversión en oficinas y en rehabilitación de inmuebles es más interesante. También aseguró que ya hay fondos anglosajones adquiriendo suelo en España, aunque de forma puntual.

La compra de suelo también fue un fenómeno que han detectado en Solvia, como afirmó su director de Desarrollo de Inversiones, Mario Verdyguer. En su opinión, esto se explica por la necesidad de compra de vivienda por parte de nuevos compradores que se incorporan al mercado y que no ven satisfechas sus demandas con el actual stock residencial

Renovación y rehabilitación: las mejores oportunidades en España

Si el esquema fiscal es claro y transparente, en opinión de Gregg Gilbert, de Benson Elliot Capital Management, “es un buen momento para invertir en España”, que ofrece activos muy diversos que, con una adecuada gestión que aporte valor, pueden ofrecer buenos retornos.

Gilbert considera que, tras la ralentización producto de la crisis del sector inmobiliario, el mercado actual dispone de muchos inmuebles, especialmente para usos corporativos y hoteleros. Por su parte, Verdyguer, de Solvia, espera “un buen 2016” en el segmento residencial, especialmente en las grandes ciudades y capitales de provincia, gracias a la demanda potencial de nueva vivienda, que debe enfrentarse a una financiación “más exigente”, lo que ayudará a desarrollar un mercado de alquiler más dinámico y a “estabilizar” el precio de la vivienda.

Sobre la financiación a la inversión, Verdyguer señaló que se aprecian signos de actividad, y que durante 2015 se han financiado operaciones de adquisición de suelo por hasta el 50% de su valor, y de promoción por hasta el 80% del total del proyecto.

En este sentido, Abellá, de HIG Capital, considera que la financiación por parte de entidades financieras a operaciones de inversión inmobiliaria “vuelve, pero con dificultad”; y aunque es “mas flexible”, predomina la prudencia.

Archivado en: La Feria