News

La banca volverá a tener un papel importante en la financiación inmobiliaria

06/05/2015

Comunicado de prensa

La mejora de las perspectivas macroeconómicas en España ya despierta el apetito inversor en el sector inmobiliario en España, aunque es necesario afrontar la reconversión de la industria hacia una concentración de empresas que de lugar a alianzas transversales con el objetivo de conseguir un crecimiento ordenado y sostenible, en el que las entidades financieras tendrán un rol clave como impulsores de la recuperación y el crecimiento.

Esta es la principal conclusión de la mesa de debate inaugural del Foro de Inversión Inmobiliaria en el Mercado Español, que se celebra hoy y mañana en el Centro de Convenciones Norte de la Feria de Madrid, en el marco del programa profesional del Salón Inmobiliario de Madrid, SIMA 2015.

Tras la intervención del director general de SIMA, Eloy Bohúa, quien hizo hincapié en las buenas sensaciones de los profesionales del sector respecto a la recuperación del inmobiliario en España, José Luis Suárez, profesor de Dirección Financiera del IESE Business School; Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de ASPRIMA; Javier de Oro-Pulido, director del Área de Activos Inmobiliarios de Aliseda Servicios de Gestión Inmobiliaria; Andrés Rubio, Partner en Apollo Management Internacional; y Ignacio San Martín, responsable del Servicio de Estudios de BBVA Real Estate, analizaron las perspectivas del mercado tras el aterrizaje experimentado una vez que ha concluido la aguda crisis en la construcción y promoción inmobiliaria en España.

Para José Luis Suárez, profesor de Dirección Financiera del IESE Business School, el “aterrizaje del sector ha sido claro”, aunque los datos macroeconómicos indican que “se ha frenado la caída” o se produce una “clara recuperación”. Suárez considera que esta coyuntura “ha trasladado el interés al suelo y al desarrollo de promociones inmobiliarias”, en el que la banca “volverá a tener un papel importante, en un clima de financiación tradicional que nos beneficiaría a todos”.

Alianzas “deseables” para reducir la dependencia de la banca
En este contexto, los promotores deberán apostar por las alianzas, que son “deseables”, especialmente con las entidades financieras y con nuevos actores del sector, lo que cambiará la tipología de las compañías, y permitirá la entrada e capital “diferente” que reducirá la “dependencia” del sector a la financiación bancaria, señaló Gómez-Pintado.

La evolución del sector y el final de la crisis ofrece, en opinión de Javier de Oro-Pulido, director del Área de Activos Inmobiliarios de Aliseda Servicios de Gestión Inmobiliaria “un escenario de oportunidades” tanto para la promoción inmobiliaria como para la gestión de suelo. Está convencido de que el “ajuste de precios se ha completado, y que la financiación empieza a asomar” lo que está produciendo “cifras récord de venta” a particulares.

Para Oro-Pulido, los nuevos operadores de services inmobiliarios están en un “período transitorio, de paréntesis”, y tras la recuperación del sector, deberán “generar valor” en el contexto del desarrollo y la promoción inmobiliaria.

El mercado residencial sigue siendo el objetivo predilecto de los fondos de inversión, como afirma Andrés Rubio, Partner en Apollo Management Internacional, quien subrayó que, sin haber todavía comprado inmuebles, desde 2008, han tomado posición en España con una inversión de mil millones de euros, que doblarán en el corto plazo, invirtiendo “directamente en inmuebles y en el desarrollo de Altamira Real Estate”.

En residencial, Rubio ve “estabilización, aunque dispersión por municipios”. También tienen interés en el sector hotelero, más que en el residencial, porque el aumento del turismo ofrece buenas perspectivas. Sólo le preocupa la estabilidad de la financiación minorista, dado que considera que “se está creando una nueva burbuja hipotecaria” que puede “hacer daño al mercado de capital”.

“España está de moda en el mercado de inversión internacional”, afirma, lo que garantiza que “haya capital disponible para diferentes etapas del desarrollo de inmuebles”. Destacó las SOCIMIs como “potencial salida” a operaciones inmobiliarias y como síntoma de un mercado más “sano”, ya que aportan “liquidez y eficiencia en la gestión”.

La vuelta a la senda de crecimiento económico, creación de empleo y aumento de la rentabilidad son algunas de las razones que Ignacio San Martín, responsable del Servicio de Estudios de BBVA Real Estate, ha citado como factores que permiten “tener mejores perspectivas” para 2015 en el sector inmobiliario, y avanzó que este año se cerrará con un volumen de ventas de 400 mil viviendas, en un entorno de “estabilización de precios generalizada” en el que “se acaba el exceso de oferta residencial”.

San Martín insistió en que la recuperación del mercado será “paulatina”, aunque hay “un suficiente numero mercados en posición positiva”, que auguran también un 2016 de recuperación de la vivienda, especialmente si el empleo se consolida y los flujos migratorios aumentan la población.

Para el responsable del Servicio de Estudios de BBVA Real Estate, la banca tiene una “responsabilidad” con el sector inmobiliario, que no es otra que “reconstruir tejido industrial”, ya que la banca es “parte fundamental de la recuperación”. Para conseguirlo, el sector financiero debe crear “nuevos instrumentos y medidas de financiación” a la medida de las “nuevas necesidades” de promotores, gestores de activos y otros actores del sector inmobiliario que se está construyendo tras la recuperación.

Archivado en: La Feria