News

El interés comprador en SIMA confirma la recuperación del mercado inmobiliario

09/05/2016

Comunicado de prensa

La recuperación de la demanda residencial sigue al alza y ganando enteros en SIMA. Es la opinión mayoritaria de los expositores preguntados por la organización de la feria, que hoy ha cerrado sus puertas a las 3 de la tarde.

“Esta edición de SIMA ha consolidado algunas de las tendencias que apuntábamos hace justo un año: que el interés comprador ha llegado para quedarse, que el público joven demandante de su primera vivienda gana un mayor protagonismo cada vez mayor en la feria, que la oferta residencial de costa vuelve a seducir al pequeño inversor y que las familias a las que la crisis no golpeó de manera significativa están aprovechado el ajuste de precios para cambiar su vivienda actual por otra más amplia, lo que, a su vez, esta ayudando a revitalizar la actividad del sector”, declara Eloy Bohúa, director genera de SIMA.

“Claramente vemos más actividad y más afluencia que el pasado año”, afirma Cristina Ontoso, responsable de Márketing de Vía Célere. Una opinión que comparten Ángela Estrada, Márketing Account Manager de Altamira, para quien “se nota más movimiento e interés que el pasado año”, y José Ramón Prol, director comercial de Pryconsa, que ve “una mejor afluencia de público que en 2015”. “Afluencia” es el término que también mencionan Marga Perea, responsable comercial de la Zona Centro de Anida, Luis Martel, director comercial de Básico, Daniel Zorzo, delegado comercial de Hi! Real Estate, Enaut Sáiz, director de Inversiones de Amenábar, y Javier Román, director territorial de Solvia para valorar el tráfico de personas por sus respectivos stands.

La calidad del público de la edición de 2016 de SIMA tampoco ha pasado desapercibida a sus expositores. Para Montse Álvarez adjunta a la dirección comercial de TM Grupo Inmobiliario, “el perfil de cliente que nos ha visitado es mejor respecto a otros años”. También lo opinan así Antonio Sánchez, director comercial de Q21, Carmen Román, jefa de Ventas de Hábitat, y Marta Furones, directora comercial de Aelca. Enaut Sáiz, de Amenábar, va un paso más allá: “En los últimos dos años, en SIMA hemos conseguido resultados y ventas espectaculares, y este año hemos superado las expectativas, gracias a la afluencia de público de calidad que nos está permitiendo cerrar un gran número de reservas”. Una opinión similar tiene Carmelo Pérez, director comercial de Inmoglaciar, para quien la feria ha servido para realizar “muchos contactos y muchas reservas de interés gracias a un público de calidad que viene con presupuestos realistas”.

Las razones que lo explican son varias. Para Montse Álvarez, de TM Grupo Inmobiliario, tiene que ver con el hecho “de que los visitantes de la feria saben que este ya es un buen momento para invertir, así que vienen con presupuestos claros y coherentes con la realidad actual del mercado”. Una visión “realista” que no ha pasado desapercibida en la valoración de los expositores. Para José Ramón Prol, de Pryconsa, “definitivamente, los visitantes saben a lo que vienen y cada vez son mas realistas con los precios”. “Sin duda, tienen el presupuesto muy claro”, sentencia Javier Castellano, director de Comunicación de Gilmar. “El cliente que viene a la feria tiene cada vez más claro lo que quiere”, asegura Carmen Román, de Hábitat. “Vienen con presupuestos alineados con el mercado y saben lo que quieren”, concluye Marga Perea, de Anida. “Presupuestos de partida realistas que se ajustan a la zonas de preferencia”, dice Javier Román de Solvia.. O “presupuestos y necesidades más claras, y que saben lo que buscan”, según Marta Furones, de Aelca.

En cuanto al producto demandado, la vivienda nueva, y en Madrid, ha sido el objeto de deseo mayoritario de los visitantes a la feria. Es lo que afirma, por ejemplo, Javier Román, de Solvia: “Tenemos mucha demanda de obra nueva y de segunda mano en Madrid, el 80% de ella de primera residencia y reposición”. Cristina Ontoso, de Vía Célere, concreta un poco más el perfil del demandante y la ubicación del producto: “La mayoría son familias y parejas jóvenes que buscan primera vivienda o reposición, sobre plano, dentro de la M30 y en el norte de Madrid”. Marta Furones, de Aelca, matiza, sin embargo, el diferente comportamiento de los visitantes, según busquén una primera vivienda u otra de reposición: “Entre un 90 y un 95% de los visitantes que hemos atendido buscaban vivienda en Madrid, pero mientras quienes desean su primera vivienda utilizan la feria para informarse, quienes quieren una de reposición tienen las ideas más claras, concretan más reservas y operaciones”.

Tal y como confirmó hace apenas un año el informe El nuevo perfil del demandante de vivienda, elaborado por SIMA y ST Sociedad de Tasación, la reincorporación al mercado residencial de un comprador al que la crisis económica no había golpeado en exceso vendría a explicar en buena medida este visitante con “las ideas más claras”. Como afirma Carmen Román, de Hábitat: “Se trata de un comprador con capacidad financiera que prefiere adquirir sobre plano para así vender su vivienda actual en mejores condiciones”. Para Daniel Zorzo, de Hi! Real Estate, “es un comprador que sabe perfectamente el producto que busca, cuenta con un alto poder adquisitivo y el precio le encaja”. En la misma línea apuntan los comentarios de Luis Martel, de Básico, (“Los visitantes que buscan una vivienda de reposición llegan con presupuestos razonables soportados, especialmente, por sus ahorros”) y Antonio Sánchez, de Q21 (“Vienen con objetivos y presupuestos claros, lo que nos permite recopilar muchos contactos para cerrar reservas a corto plazo”).

Tras varios años en una especie de limbo provisional, la vivienda turística comienza a ocupar la atención de los visitantes de la feria, como ya quedó claro en la edición de SIMA de 2015. “Resulta indudable que ahora hay buenas oportunidades en costa y cada vez son más los visitantes que se acercan a nuestro stand con la idea de comprar algo como inversión para destinarlo a alquiler”. La oportunidad del buen precio es lo que también resalta Ángela Estrada, de Altamira: “Un cliente de en torno a 55 años, que quiere adquirir segunda vivienda en Levante, que busca un buen precio y que viene con un presupuesto adecuado”. El convencimiento de que las gangas y los chollos ya son agua pasada define al demandante de vivienda turística del stand de Gilmar, según Javier Castellano. “Tiene el presupuesto muy claro: se trata de un perfil inversor que busca segunda residencia”. Finalmente, para Marga Perea, de Anida, “los solicitantes de vivienda de costa vienen con presupuestos alineados con el mercado, está claro”.

Archivado en: La Feria