News

Estabilidad y reglas de juego claras, clave para fomentar la inversión inmobiliaria en España

06/05/2016

Comunicado de prensa

La mejora en las condiciones de la economía plantea nuevas oportunidades para la inversión inmobiliaria en todos los segmentos, pero es fundamental contar con un escenario que ofrezca seguridad jurídica y estabilidad para atraer capital al sector.

Esta es la principal conclusión de la mesa redonda “Inversión Inmobiliaria en España: la situación actual”, que abrió las sesiones del Foro de Inversión en el Mercado Inmobiliario Español”, que tiene lugar entre hoy y mañana en el marco del programa profesional del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA 2016), en Feria de Madrid .

Moderada por Juan Fernández-Aceytuno, director general de ST Sociedad de Tasación, participaron Javier Beltrán, director y CEO para el sur de Europa de The Carlton Group, Ángel Bergés, vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Manuel Enrich, director de Relaciones Institucionales de SAREB, y Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de ASPRIMA.

Como explicó el presidente de ASPRIMA, Juan Antonio Gómez-Pintado, la recuperación del sector es cada vez “más intensa”, como lo demuestran las 356.000 viviendas vendidas en 2015 y un crecimiento en las ventas previsto para este año del 16%, aunque recalcó que la “incertidumbre por la situación política” preocupa al sector.

Gómez-Pintado señaló que la inercia de la recuperación económica y de la demanda residencial, alimentada por la renovación y reposición de stock derivados del ajuste de precios, especialmente en las grandes ciudades, ha ayudado a resistir al sector residencial, aunque afirmó que este fenómeno es “finito”, porque sobre la industria se cierne “la espada de Damocles de la caída demográfica” que es necesario compensar.

Esta “inercia, potenciada por los vientos de cola” han sido claves para la economía española, que, según Ángel Bergés,  vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), no debe “llamar a la complacencia”, dado que el gobierno que saldrá de las elecciones del 26J tendrá que “poner orden en las cuentas públicas para garantizar la sostenibilidad de la deuda”, acometiendo reformas en la administración pública que Europa demandará al nuevo ejecutivo.

No obstante, subrayó que, para el sector inmobiliario, la política monetaria y los tipos de interés cero o por debajo de cero favorecen claramente a un sector tan sensible a este indicador, lo que ha permitido que la inversión “recupere vigor”. Sin embargo, advirtió que un escenario de tipos bajos no es recomendable, porque es el síntoma de “riesgos deflacionarios”.

El presidente de ASPRIMA dijo que los condicionantes económicos favorables deben contribuir a crear empleo y a generar un “efecto llamada sobre la inmigración” que equilibre el descenso demográfico, y favorezca la creación de nuevos hogares, lo que permite a los promotores trabajar con una previsión de construcción de nuevas viviendas para los próximos  ejercicios de entre 120 y 140 mil unidades anuales.

En este sentido, desarrollar productos residenciales adaptados a los “Millennials”, con demandas específicas y un acceso a la financiación más restringido, será la clave para el futuro del sector, que confía en la industrialización y en la mejora de procesos para reducir los costes de producción y, por tanto, los precios de las viviendas a los jóvenes.

 

Las oportunidades de inversión inmobiliaria

El director de Relaciones con Inversores de SAREB, Manuel Enrich, insistió en que el sector residencial sigue ofreciendo oportunidades de inversión, como demuestran las 35 mil viviendas vendidas durante los tres años de vida de esta entidad y sus 12.800 millones de euros de ingreso en este mismo período.

Enrich señaló que SAREB se enfocará en el mercado minorista, como ya hizo en 2015, conviviendo con los nuevos comercializadores, mejorando el conocimiento de los servicers con los que trabaja y de la cartera transferida, y contribuyendo a reforzar sus campañas comerciales para la venta de inmuebles a su cargo.

Los activos del segmento “comercial property”, especialmente en grandes ciudades, también son una oportunidad que ofrece el mercado español, como apuntó Javier Beltrán, director y CEO para el Sur de Europa de The Carlton Group, y recalcó que el 80% de la inversión en este tipo de activos es de origen extranjero, por lo que es fundamental “cuidar la imagen del país” para atraerles y retenerles.

No obstante, apuntó también a la inestabilidad política y a la escasez de producto como potenciales riesgos, aunque aseguró que las rentabilidades están empezando a subir, tanto en este segmento como en los activos hoteleros, con gran potencial para el capital inversor, dado su efecto multiplicador en residencial y retail, como demuestra el ejemplo de Barcelona.

Estabilidad y reglas de juego claras, peticiones al nuevo gobierno

Finalmente, los participantes de la mesa redonda pidieron al nuevo gobierno que se forme tras las elecciones generales “la menor interferencia posible”, como apuntó Ángel Bergés, de AFI, y estabilidad en las reglas de juego, como demandó Manuel Enrich, de SAREB.

El presidente de ASPRIMA insistió en que los políticos deben “identificar los problemas de la sociedad y, eliminando el sesgo político trabajar para solucionarlos”, mientras que Javier Beltrán, de The Carlton Group, pidió “políticas de sentido común” para estimular la inversión, que “es positiva, crea empleo y oportunidades” .

Archivado en: La Feria