News

El sector inmobiliario vivirá “un año magnífico en 2015”

05/05/2015

Comunicado de prensa

Según Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA), “nos aproximamos a unos años esperanzadores para nuestro sector”, aunque los empresarios inmobiliarios tienen “una responsabilidad con la sociedad”, la de repensar el sector desde la “innovación, la transparencia, la eficiencia energética y la creación de empleo”, para garantizar el futuro y la viabilidad, “evitando los efectos perniciosos vividos durante la crisis que parece que abandonamos”.

Esta es una de las principales conclusiones de la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2015, encuentro profesional que forma parte del programa paralelo del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), organizado por Planner Exhibitons y Asprima, y que se celebró hoy en el Hotel Hesperia Castellana de Madrid, con el objetivo principal analizar las tendencias clave para el sector inmobiliario.

Esta Conferencia Inmobiliaria tiene lugar en el contexto de evolución política, social y económica en España, que está abriendo nuevas oportunidades y generando cambios positivos en el mercado inmobiliario, desde un mayor acceso al crédito, a la puesta en marcha de proyectos de remodelación urbana en fase de desarrollo.

2015 será un “año magnífico”

Como apuntó Gómez-Pintado, estamos ante una etapa “esperanzadora”, en la que el sector inmobiliario está “viendo la luz al final del túnel”, aunque insistió en que “el extraordinario ajuste sufrido en la economía española” ha recordado a todos los sectores económicos, y especialmente al inmobiliario, que “los ciclos existen, y que hay que prepararse en los buenos tiempos para afrontar los malos”.

El presidente de Asprima demandó “más integración” de toda la cadena de valor del sector, y que los actores inmobiliarios construyan “nuevos mecanismos de financiación”, especialmente en un momento en el que el sector financiero ha concluido “prácticamente” su reconversión y ha “despejado gran parte de las dudas de confianza y liquidez”. Asimismo, insistió en la necesidad de que las empresas del sector “ganen en tamaño y busquen nuevas alianzas nacionales e internacionales”, que reduzcan la rigidez del modelo sectorial y atenúen la “exposición al perverso círculo” al que se ha visto sometido durante la crisis financiera.

Gómez-Pintado afirmó que “invertir en el sector vuelve a ser rentable”, y que la demanda ya percibe “un final de ciclo y un ajuste final de precios”, lo que se traduce en que “2015 será un año magnífico para el sector”.

Finalmente, pidió a las administraciones más “colaboración”, mejoras en las cargas fiscales, especialmente en la compra de vivienda, y aumentar la “seguridad jurídica, no la burocracia”, para acompañar el cambio de ciclo del sector inmobiliario.

Estabilización, más que recuperación

El sector inmobiliario tendrá un papel clave en la recuperación económica, tal y como apuntaron los expertos que participaron en la mesa de debate en la que se analizó el futuro y los desafíos que deben afrontar las empresas inmobiliarias en los próximos años.

Ángel Bergés Lobera, vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales-AFI; Javier García del Río. director general de Negocio de Solvia; Juan Pepa. Managing Director de Lone Star; Ignacio San Martín, responsable del Servicio de Estudios de BBVA Real Estate; y Juan Fernández-Aceytuno, director general de ST Sociedad de Tasación, concluyeron que la industria inmobiliaria está alcanzando una fase de estabilización, en la que será muy importante analizar los riesgos financieros y de demanda, para garantizar la esperada recuperación.

Bergés, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), insistió en que la ansiada recuperación “será positiva, aunque no llegará a niveles previos a crisis”. “Esto nunca debió ocurrir, hay poner los pies en suelo”, subrayó el vicepresidente de AFI.

En esta misma línea se manifestó Javier García del Río, director general de Negocio de Solvia, quien hizo hincapié en que, en materia de compraventa de vivienda y concesiones de créditos promotores “no se va a llegar, ni es conveniente que se llegue, a los niveles alcanzados en épocas anteriores a la burbuja inmobiliaria”, que en sus palabras, “ha creado sufrimiento tanto al propio sector como al país”; por lo que ha pedido que se haga “un ejercicio de autocrítica y rigor”, especialmente, en el análisis de riesgos.

Del Río considera que hay mercados inmobiliarios en España con perspectivas “espectaculares”, como Madrid o Barcelona, otros “interesantes” y otros que no han conseguido “normalizarse”. No obstante, considera que será un año interesante para el inmobiliario, siempre que las empresas comprendan las necesidades y demandas del cliente minorista, actor fundamental en la recuperación. Además, recomendó potenciar y profesionalizar el mercado de alquiler, y apostar por la innovación.

Innovación, junto a diferenciación son, para Juan Fernández-Aceytuno, de ST Sociedad de Tasación, las claves para competir en el mercado de demanda. “El stock no existe”, apuntó Fernández-Aceytuno, quien invitó a las empresas del sector a comprender las necesidades de la demanda, en vez de competir en precio, lo que considera “un suicidio, y es contraproducente”.

En este sentido, el director general de ST Sociedad de Tasación, considera que “no hay que confundir estabilización con recuperación”. Pidió al sector ser “realista, pragmático y honesto”, y es que, en el caso de España “estamos ante una estabilización”, dado que el sector inmobiliario tiene aún “deberes pendientes” relacionados con el rescate financiero y los datos macroeconómicos, especialmente en materia de empleo. En su opinión, para hablar de recuperación, se deberían “doblar las cifras” de concesión de hipotecas en España en 2014, y no se deben de perder de vista los riesgos, relacionados con la fluctuación de los tipos de interés.

Juan Pepa, Managing Director de Lone Star, también matizó el optimismo ante la recuperación del sector inmobiliario. “España es el lugar en el que hay que estar”, señaló Pepa, aunque apuntó que estamos ante una “consolidación” del sector, en el que activos como los hoteleros, centros comerciales y edificios corporativos, en determinados mercados, “marchan muy bien”, aunque en el caso del residencial, la recuperación “tardará un poco más”, a pesar de que las ventas se han activado en lugares en los que “tiene sentido haber construido”.

Precisamente, para Ignacio San Martín, responsable del Servicio de Estudios de BBVA Real Estate, la asimilación del stock depende del “dinamismo” de los mercados, que en determinadas ciudades es mayor y más acelerado. San Martín está convencido de que, en 2015, “se plasmará la recuperación del sector”, los precios se estabilizarán, el exceso de oferta descenderá y aumentará la demanda, tanto nacional como internacional.

Para el responsable de Estudios de BBVA Real Estate, las entidades financieras asumirán “un papel primordial en la recuperación del inmobiliario”, siempre que garanticen la calidad de la oferta y la demanda de crédito, como “dinamizadores de todos los agentes del mercado”.

La Conferencia Inmobiliaria 2015 también analizó las propuestas inmobiliarias en el marco de las citas electorales de 2015, de la mano de Luis Martín de Ciria, responsable Área Inmobiliaria en El Mundo, representantes de partidos políticos y Asprima; las grandes operaciones de rehabilitación turística, como Plaza España y Canalejas, protagonistas de la evolución urbanística asociada a las Smart Cities y la cooperación público-privada; y la financiación inmobiliaria, el papel de las entidades financieras en el futuro de este sector, con la aportación de representantes de las principales entidades financieras españolas.

Archivado en: La Feria