News

El sector inmobiliario coincide en que los ODS constituyen una oportunidad para cambiar su modelo de negocio

22/10/2019

Comunicado de prensa

La decimoprimera edición de Otoño del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) ha arrancado hoy precedida de un evento inédito: una jornada profesional dirigida a explicar, analizar y promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la “Agenda 2030” de la ONU en un sector estratégico para España, el inmobiliario. Organizada por Planner Exhibitions, en colaboración con el “Observatorio 2030” del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y la Asociación de Promotores y Constructores (APCE) de España y Planner Exhibitions, la jornada Los ODS de Naciones Unidas y su impacto en el negocio inmobiliario ha puesto en evidencia que los ODS son una “gran oportunidad”, pero también que es necesario crear alianzas y estructurar un sector que, a diferencia de otros, ha carecido de una estrategia común, pese a su importancia económica, social y medioambiental.

La jornada ha comenzado con la intervención de Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, quien ha recalcado que “para alcanzar los ODS de Naciones Unidas  es imprescindible contar con el liderazgo de las empresas del sector inmobiliario y cambiar la manera en la que entienden y hacen negocios, integrando los ODS en sus estrategias operativas y comerciales. Solo así podremos asegurarnos un sector sostenible y con más futuro. Personalmente, creo que estamos en el camino adecuado. Después de años de cambios radicales nos encontramos en el momento de dar el salto cualitativo hacia un sector más sostenible. La agenda 2030 es el único modelo de crecimiento que tenemos hoy a largo plazo. Los ODS ayudarán a construir y defender la reputación de las compañías y estas deben tomar conciencia de esto”.

Por su parte, Francisco Javier Martín Ramiro, director general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, ha puesto el foco en que los ODS son la iniciativa integral más potente que ha impulsado Naciones Unidas, por su coherencia y contundencia para aunar mensajes que estaban sobre la mesa y que ya no tienen vuelta atrás, ya sea por imagen, por atracción de talento o por responsabilidad corporativa. En su opinión, “la sociedad cada vez va a exigir más a empresas y administraciones alinearse con los objetivos sostenibles. Este un mensaje global y no podemos perder este momento. Las Administraciones Públicas debemos impulsarlo poniendo todas nuestras energías y esfuerzos”.

En su intervención, Javier Martín ha recalcado el compromiso del Gobierno español con los ODS, materializado en la creación de un Comisionado para su desarrollo, que ha impulsado una serie de políticas palanca gracias a la agenda urbana española, “que articula un decálogo de objetivos sostenibles que nos afecta a todos y que propone desde ordenar el territorio con el fin de prevenir los efectos del cambio climático, favorecer la movilidad sostenible o potenciar la economía circular. El sector inmobiliario está hoy en condiciones de liderar estos valores de desarrollo sostenible. Tenemos un reto por delante y esta vez tenemos que enfocarlo bien”, concluyó.

Conectar de nuevo con la sociedad

En esa misma línea se ha mantenido el presidente del CSCAE, Lluís Comerón. “Los ODS cubren  casi todos los aspectos donde debemos hacer cambios si no queremos que nuestra sociedad tenga graves problemas. El ODS 11, por ejemplo, centra el trabajo en las grandes urbes, que deberán ser transformadas si queremos vivir mejor, garantizando el bienestar de las personas y del medio. Y el ODS 17 señala que no se puede hacer de forma aislada, sino medio alianzas globales”.

Lluís Comerón ha insistido en la necesidad de traducir las ideas abstractas en unos objetivos específicos y una realidad que nos permita pensar cómo actuar, tal y como propone la agenda española, para conseguir el reequilibro en el uso de recursos naturales y garantizar la estabilidad social y económica. “Todo esto va a exigir que el sector de la construcción defina y se estructure en torno a unos parámetros de calidad que sean medibles, porque la opinión pública nos está requiriendo ser claros y eficientes. Y la agenda 2030 nos pone una misión que propone volver a compartir objetivos con la sociedad. De esta forma, el consumidor podrá discriminar más allá del valor de uso cuando toma decisiones sobre su vivienda”. Precisamente, este es uno de los retos en los que está trabajando el “Observatorio 2030” del CSCAE.

Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima y de APCEspaña, ha iniciado su intervención trasladando lo que representan los ODS para el futuro de la sociedad y del sector inmobiliario en particular. “Es una declaración de intenciones, pero tenemos que tener otro ímpetu para que no ocurra lo que ocurrió con los ODM, que fueron un fracaso, por lo que es necesario marcar objetivos razonables y dotarlos de medios económicos para que sean creíbles. Se van a tener que tomar medidas que no serán populares si queremos llegar al cumplimiento de los ODS. Para verlo claramente hay que ponerlo en datos. Por ejemplo, entre 2005 y 2025 en China se van a construir el equivalente a 11 ciudades como Nueva York. Imagínense la cantidad de recursos constructivos y de agua que se va a requerir. No podemos seguir expandiendo las ciudades y aunque no sea políticamente correcto decirlo, tenemos que ir pensando en la concentración”.

El presidente de Asprima, también ha valorado las iniciativas que en nuestro país se están llevando a cabo con el objetivo de reducir los consumos de materias primas. “España ya está trabajando en un borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, pero hay que ver qué fondos privados y qué públicos se requieren para conseguirlo. Por otra parte, se calcula que en nuestro sector estamos hablando de 41 mil millones de inversión, de los cuales el 20% sería inversión pública”. Juan Antonio Gómez-Pintado ha concluido su intervención recalcando que “los ODS son un reto, pero también una oportunidad para nuestro sector, porque vamos a tener que cambiar el modelo productivo y esto va a generar riqueza. Debemos poner el foco en la rehabilitación y la regeneración urbana, pues en 2050 todo el parque de vivienda deberá ser eficiente”.

Fátima Sáez del Cano, managing director de Spain de Grosvenor Europe, ha insistido, igualmente, en que los ODS son una oportunidad para hacer las cosas bien y tener un producto diferencial. “Hemos suscrito el compromiso para alcanzar en 2030 la mayoría de estos objetivos. Para nosotros, la responsabilidad social y la sostenibilidad van muy ligadas, y esto genera valor a largo plazo. De hecho, nos permite actuar en varios ámbitos, como son ampliar el mercado, incrementar las tecnologías innovadoras, aumentar el bienestar, atraer talento, mejorar la reputación de la compañía, etc.”.

Mario Fernández Cortés, director de Centro de Empresas Negocio Inmobiliario en Madrid de Caixabank, ha comenzado su intervención asegurando que también para el sector bancario los ODS suponen una gran oportunidad para mantener la sostenibilidad de la economía y la sociedad en su conjunto. “Nuestra aportación a los ODS se centra en 12 objetivos, pero me gustaría resaltar tres de ellos en los que somos especialmente activos: poner fin a la pobreza (en 2018 concedimos microcréditos por valor de 773 millones de euros), apoyar el crecimiento económico y el trabajo decente (en 2018 concedimos el 87% de los préstamos que nos solicitaron) y las alianzas estratégicas, que en nuestro caso las llevamos a cabo a través de la Fundación Bancaria “la Caixa”. A través de ella hemos promovido la vacunación de 24 millones de niños en el mundo, estamos adheridos a los principios de banca responsable y realizamos actividades para acelerar la transición hacia una sociedad baja en carbono”.

De la teoría a la acción

Durante el coloquio que ha seguido a continuación, moderado por Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas de ST Sociedad de Tasación, se ha tratado la cuestión de cómo poner en práctica acciones que favorezcan los ODS.

Javier Torralba, director en España de BREEAM, ha empezado aclarando conceptos: “Los ODS ya no serán algo voluntario, sino una obligación. Han venido para quedarse. Nosotros, particularmente, con nuestro certificado vamos más allá de la eficiencia energética (esto pesa solo un 18% en el certificado), evaluamos 49 criterios y 10 categorías. Hablamos de salud, de bienestar, de materiales, del uso del suelo (que ya esté urbanizado, es decir que se pueda reciclar, por decirlo de alguna manera), del agua, de la acústica, etc., porque a través de nuestro certificado queremos acreditar la salud, el ahorro y el cuidado del medio ambiente”.

Miguel Pinto, director general de Estrategia de Vía Célere, ha recordado que el crecimiento urbano tiene un alto impacto en la sostenibilidad y ha constatado que Vía Célere es muy consciente de este hecho. “Por esa razón, nosotros hemos creado Célere Cities, que engloba nuestro compromiso con un entorno urbano más responsable desde el punto de vista social y ambiental, a través de la innovación en la producción y un consumo responsable con menos generación de residuos. La gente hoy compra una vivienda por ubicación y por precio, por lo tanto el cliente también tiene que cambiar su comportamiento de compra para que la eficiencia energética tenga también peso en su decisión”.

El directivo de Vía Célere también ha puesto sobre la mesa el capital intangible de la empresa como otra de las aportaciones de la compañía a los ODS: “Nos interesa poner en valor nuestro capital intangible. Esto lo hacemos a través de un informe no financiero en el que recogemos cuántos certificados I+D hemos conseguido, las emisiones de C02, los accidentes laborales, las becas para empleados, las políticas de igualdad, etc., lo que demuestra nuestro compromiso con un entorno más sano”, ha afirmado.

Ha cerrado la jornada Luis Nicolás Fernández, director comercial de UCI, quien ha remarcado que UCI es una entidad financiera, una joint venture entre el Banco Santander y BNP Paribas, cuyo negocio está centrado exclusivamente en la financiación de vivienda. “Nosotros estamos desarrollando una línea de opciones financieras para viviendas con certificación A y B, así como para proyectos de autopromoción en el ámbito de las nuevas tecnologías de industrialización de la construcción. La vivienda industrializada encaja perfectamente en la hipoteca verde y nosotros estamos apostando mucho por estos clientes, porque estas edificaciones tienen unos estándares altísimos de eficiencia energética. Y yo creo que este modelo de construcción es el futuro de la vivienda unifamiliar”, ha concluido.

 

Prensa
Fernando Urías | Director de Comunicación de SIMA Otoño 2019
urias@gplanner.com | 691 05 84 57

Nuria López Priego | Directora de Comunicación del CSCAE
directoracomunicacion@cscae.com | 679 04 40 06

Archivado en: La Feria