News

Un nuevo índice para calcular las hipotecas

09/03/2012

Durante las últimas semanas hemos leído las valoraciones que los expertos del sector inmobiliario han hecho de los efectos que traerá consigo la reforma financiera en el precio de la vivienda en uno y otro sentido. También el sector financiero se ha manifestado y la opinión generalizada de la banca es que la reforma logrará que el precio de las viviendas descienda.

En un escenario de supuesta bajada del precio de los pisos, el gran obstáculo para el comprador es la financiación. A pesar de que el Euribor, el índice de referencia para calcular las hipotecas que indica el tipo de interés promedio al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro, ha bajado en los últimos meses, la financiación es más cara debido a la continua subida de los diferenciales que las entidades aplican sobre este índice para compensar las rebajas de los tipos oficiales de interés. La banca necesita mejorar sus cada vez más debilitados márgenes operativos y una de las opciones que tiene es la subida del precio de las hipotecas.

Además, bancos y cajas reclaman que el Euribor está demasiado expuesto a los vaivenes del mercado y han pedido al Banco de España que busque otra referencia para el mercado hipotecario.

¿Qué efectos puede tener la llegada de un nuevo índice? En principio aquellos que tengan una hipoteca referenciada al Euribor podrán mantenerla. Para los nuevos hipotecados se barajan dos alternativas más estables que el Euribor y, según los analistas, algo más caras: por un lado se habla del  IRS (Interest Rate Swap), un índice a cinco años que refleja los tipos de interés sin prima de riesgo, lo que permitirá a la banca asegurarse ingresos altos durante periodos de tiempo más largos; por otro lado, el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), que marca el tipo de interés medio de las ofertas hipotecarias a tipo variable concedidas por las propias entidades financieras con un plazo superior a tres años.

Parece ser que a finales de abril saldremos de dudas pero lo cierto es que el Euribor no va a desaparecer y el nuevo índice, sea cual sea el elegido, será una opción más; cada familia deberá hacer sus propias cuentas y escoger el índice que más le convenga, una vez deducidos gastos, intereses y comisiones de las hipotecas que su entidad bancaria le ofrezca.

¿Crees que la llegada de un nuevo índice para calcular las hipotecas podrá reducir el margen de negociación con los bancos? Danos tu opinión.

Archivado en: Blog