News

Un nuevo impulso al alquiler

28/08/2012

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley de medidas para la flexibilización y el fomento del mercado de alquiler. En palabras de Ana Pastor, ministra de Fomento, con esta normativa el Gobierno trata de mejorar la oferta de alquiler para generar más movilidad en el mercado, elevar las posibilidades de los ciudadanos para encontrar piso y a mejor precio y lograr equilibrio entre los derechos de los arrendatarios y los arrendadores.

En todo caso, el Gobierno asegura que se primará el acuerdo entre las partes y tanto arrendador como arrendatario podrán pactar incrementos de la renta superiores o inferiores al IPC, así­ como acordar la renuncia del inquilino al derecho de adquisición preferente, de ahí la gran importancia que cobran las cláusulas del contrato entre ambos.

En cuanto a las principales medidas, la nueva regulación creará un procedimiento judicial acelerado para que los inquilinos que no paguen el alquiler puedan ser desahuciados en 10 días,  simplificándose así  los procedimientos judiciales para efectuar los desahucios que hasta ahora no se producían hasta pasados unos meses.  Desde la OCU aseguran que “todo lo que sea facilitar la recuperación del inmueble en caso de impago del inquilino es positivo: si los propietarios tienen mayor seguridad estarán más dispuestos a alquilar”.

Además,  la duración de los contratos de arrendamiento dejará de tener un tiempo mínimo de cinco años y quedará estipulado en tres años. No obstante, se podrán rescindir con un previo aviso; mientras que el propietario deberá anunciar la necesidad del inmueble para él o sus descendientes con dos meses de antelación, sin necesidad de que se haya pactado por contrato, el inquilino tendrá que comunicarlo con un mes de antelación. En este sentido, desde Alquiler Seguro consideran que los derechos de los inquilinos se pueden ver afectados por esa reducción de la prórroga obligatoria de cinco a tres años y por la posibilidad de que el propietario recupere su casa si la necesita como vivienda habitual.

Por otro lado, con el objetivo de ofrecer mayor transparencia al mercado, tanto arrendador como arrendatario podrán inscribirse en el Registro de la Propiedad y Mercantil de forma voluntaria. Y otra de las novedades es que también el inquilino podrá descontar de su renta el precio de las reformas que realice en la vivienda.

Nos gustaría conocer tu opinión respecto a estas nuevas medidas. Esperamos tus comentarios.

 

Archivado en: Blog

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*