News

Tendencias en innovación tecnológica y proptechs inmobiliarias

02/03/2018

La recuperación y consolidación del sector inmobiliario no solo ha sido fundamental para el crecimiento y la estabilidad del sector, también es el motor de la innovación que está cambiando el negocio inmobiliario gracias a la incorporación de nuevas tecnologías, capaces de mejorar procesos de negocio, enriquecer la experiencia de cliente, conocerle mejor, reducir costes y aumentar ingresos.

El entorno de innovación inmobiliaria, su ecosistema de innovación y startups, más conocido como proptechs, está trabajando sobre una serie de tecnologías y herramientas que serán determinantes en los próximos años.

¿Cuál es el potencial de estas nuevas tecnologías para el sector? ¿Sobre qué herramientas y aspectos del negocio inmobiliario están trabajando las proptechs en España y el mundo?

Criptomonedas: la tecnología blockchain (que abordaremos más adelante) hace posible la existencia de este tipo de divisa con la que ya se han realizado operaciones de inversión y compraventa de activos inmobiliarios en varios mercados en el mundo (incluso en España han tenido lugar transacciones con bitcoins). Será necesario crear herramientas para la banca y las inmobiliarias que permitan introducir sistemas de pago que acepten moneda digital, y servicios de tasaciones que tasen el valor de los inmuebles también en este tipo de divisa. Una de sus principales ventajas es que no están asociadas a intereses financieros de ningún país ni está sujeto a cargos de transferencias, lo que facilita las transacciones internacionales, una gran ventaja en la inversión y compraventa inmobiliaria. Uno de los desafíos será asegurar la trazabilidad, es decir, la transparencia y el origen de las operaciones, para evitar que la compra de inmuebles se vincule a transacciones poco claras.

Blockchain: es una base de datos distribuida formada por cadenas de bloques cuyo diseño permite que, en cada operación, los datos publicados no puedan ser modificados, usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior. La particularidad de blockchain es que las operaciones se distribuyen entre varios usuarios sin permitir la copia, lo que en la práctica permite prescindir de un tercero que valide la operación (por ej. Un banco), dado que los diferentes elementos de la cadena que forma la transacción se validan por la intervención de cada bloque. Esta tecnología facilita y agiliza las transacciones financieras virtuales, y además las hace muy seguras: por esta razón, las proptechs están estudiando sus aplicaciones, que van desde la validación de transacciones financieras de compraventa o la concesión de hipotecas, hasta la creación de registros universales de propiedad actualizados en tiempo real, con información sobre el histórico de los dueños, arrendadores o compradores, rentas o precios de compraventa.

 


Big Data y machine learning: Desde hogares conectados y gestionados a partir de comandos por voz capaces de reconocer preferencias, contenidos, experiencias predilectas de sus habitantes; a la segmentación de mercados para la compra de vivienda (a partir de datos como localización, tipología, eficiencia energética). El big data permite acercarse a los compradores a partir de criterios más precisos para diseñar productos y servicios a medida que se ponen a disposición del consumidor en el momento preciso, pero también permite crear espacios de compraventa y alquiler segmentados, desarrollar entornos de atención al cliente personalizados y capaces de atender de manera automática a cada persona en todas las fases de la compraventa o el alquiler, monitorizar la actividad inmobiliaria de determinadas zonas o áreas geográficas para determinar precios de alquileres o compraventa, o incluso crear escenarios de respuesta automática para ajustar climatización, iluminación, alarmas o dispositivos de seguridad y otros equipos del hogar a partir de las necesidades y gustos de los propietarios. Las aplicaciones en las que se está trabajando desde las proptechs en esta área son muy diversas, y tendrán un rol muy importante en las estrategias comerciales y de inversión, y la gestión inmobiliaria en los próximos años.

Realidad virtual y drones: El material audiovisual, que es ya determinante en la compraventa de inmuebles, adquiere otra dimensión con este tipo de tecnologías. Por ejemplo, los compradores pueden usar drones o realidad virtual para visitar viviendas y conocer sus espacios sin desplazarse (algo especialmente útil para personas muy ocupadas o compradores extranjeros). La realidad virtual también permite crear modelos de interiorismo y decoración virtuales, incluso evolucionar el home staging hacia experiencias inmersivas en espacios virtuales. Los drones también pueden jugar un papel relevante en la seguridad, ya que pueden funcionar como tecnologías de vigilancia remota; o pueden contribuir en la fase de prospección de un proyecto, para analizar suelos y solares de interés para desarrollar nuevas promociones, explorando el terreno y descubrir las particularidades del entorno.



Las aplicaciones de estas y otras tecnologías en el entorno proptech se analizarán en la próxima edición de #SIMA2018, que por primera vez este año acoge el foro #SIMAtech, dedicado a explorar el potencial de ellas nuevas herramientas y la innovación en el sector inmobiliario.

Archivado en: Blog