News

¿Qué gastos conlleva la contratación de una hipoteca?

21/04/2014

Una de las formas más habituales de financiar la compra de una vivienda por parte de los españoles es la contratación de una hipoteca a través de una entidad financiera. Debido a la popularidad de este producto, muchas personas conocen sus principales características pero, sin embargo, son poco conocidos los gastos asociados a los que hay que hacer frente cuando solicitamos un préstamo hipotecario. Os resumimos a continuación cuáles son los más habituales:

  • Gastos de tasación de la vivienda. La tasación, para los bancos, es una garantía de que la propiedad vale lo suficiente en el mercado como para que, en caso de impago, puedan recuperar el dinero prestado. El coste de la tasación dependerá de muchos factores, tales como la superficie de la vivienda o el valor de la misma, entre otros.
  • Comisión de apertura de la entidad financiera. Aunque en determinados casos algunas entidades financieras pueden ofrecernos la apertura del préstamo hipotecario de forma gratuita, lo más habitual es que se cargue un porcentaje del total del préstamos, que puede oscilar entre un 0.25% y 2%.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Registro de la Propiedad. No tienen un coste fijo, ya que en el primer caso depende de cada comunidad autónoma, y en el segundo, de las tarifas publicadas por el Gobierno en el Boletín Oficial del Estado.
  • Notaría y gestoría. El coste de los servicios de estos profesionales también variará según varios factores, aunque pueden tener un coste en su conjunto cercano a los 1000€.
  • Comisión por cancelación de hipoteca y seguros asociados. La mayoría de las entidades de crédito asignan una comisión si cancelamos la hipoteca, ya sea de forma parcial o total. Por otro lado, también suele estar vinculado un seguro contraincendios —obligatorio—, aunque no necesariamente tiene que ser contratado con la empresa que nos ha concedido el préstamo.

En cualquier caso, y pese a las diferencias que pueden existir según los casos, casi todos los especialistas están de acuerdo en que deberíamos tener ahorrado entre un 10% y un 20% del total del valor de la vivienda para poder hacer frente a los gastos asociados a la compra de una vivienda y a la contratación de una hipoteca.

 

Archivado en: Blog