News

3 maneras de mejorar las condiciones de nuestra hipoteca

15/09/2014

La hipoteca es uno de los productos “estrella” de las entidades financieras y la forma más habitual en la que los compradores particulares y muchos promotores financian la compra o construcción de vivienda. Las distintas ofertas que tiene disponibles el sector bancario en la actualidad, que poco a poco vuelve a reactivar la financiación, hace que en muchas ocasiones nos planteemos la mejora de las condiciones de nuestra hipoteca. Pero ¿de qué manera podemos hacerlo? Actualmente hay tres posibilidades.

Novación. Se trata de la modificación sobre algún aspecto del préstamo hipotecario, que se acuerda una vez que ya se ha firmado el mismo. La novación implica una modificación sin cambio de entidad financiera y. es la modalidad más económica que podemos escoger para realizar cambios en nuestra hipoteca. Algunas de las condiciones de la hipoteca que suelen modificarse son el tipo de interés, el plazo, el importe o el sistema de liquidación. También es posible el cambio de divisa en las que está formalizado el préstamo o los cambios de garantías.

Subrogación. La subrogación es un trámite que permite a la persona hipotecada modificar las condiciones de una hipoteca, cambiando el préstamo de una entidad financiera a otra. La diferencia respecto a la novación es que en la subrogación únicamente se puede modificar y mejorar los tipos de interés y el plazo de amortización.  Por ello, el inconveniente que se encontramos con esta alternativa es que no se pueden realizar ampliaciones de capital, y tampoco se pueden añadir titulares a la hipoteca, como en el caso de la novación.

Cancelación. Por último, la cancelación es otra de las posibilidades que tenemos de mejorar las condiciones del pago de nuestra vivienda. Se trata de la anulación total de la hipoteca que actualmente tenemos en nuestra entidad financiera, lo que conllevaría la previa solicitud de otra hipoteca en otro banco o caja. Es la alternativa que nos permite, obviamente, cambiar o mejorar todas las condiciones del préstamo, pero es la opción más cara para nuestros bolsillos.

 

Archivado en: Blog

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*