News

Los retos del nuevo gobierno en materia de vivienda

22/11/2016

Tras casi un año sin gobierno en nuestro país, se han hecho aún más urgentes medidas para el sector de la vivienda que, o bien quedaron “atascadas” sin legislar provenientes de la etapa anterior, o bien se necesitan para reactivar y dar cobertura legal a determinados aspectos del sector inmobiliario.

En este nuevo gobierno, el área de vivienda seguirá dependiendo del Ministerio de Fomento, tal como ocurrió en la pasada legislatura, un Ministerio que se enfrentará a diversos e importantes retos.

 

El Plan Estatal de vivienda, primer asunto importante

El nuevo Ejecutivo tendrá que redactar un nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación para el año que viene. El actual, vigente en principio desde 2013 hasta 2016, ha sido prorrogado hasta 2017 por el Gobierno en funciones (el recién nombrado ministro de Fomento también lo ha confirmado).

Ante este gran reto, distintas voces de expertos en el sector inmobiliario recomiendan realizar un exhaustivo análisis crítico del anterior plan, para ver qué aspectos realmente funcionaron y cuáles se quedaron en una declaración de buenas intenciones. El objetivo: crear un nuevo Plan de Vivienda con políticas centradas en aumentar el parque residencial en alquiler, mejorar el acceso de los jóvenes a la vivienda y apostar claramente por la rehabilitación urbana.

 

El nuevo gobierno debe abordar varios asuntos urgentes en materia de vivienda. Foto: Moncloa.

El nuevo gobierno debe abordar varios asuntos urgentes en materia de vivienda. Foto: Moncloa.

 

Varias medidas urgentes para reactivar el sector

Otro de los puntos importantes en los que los representantes del sector coinciden es en la modernización, actualización y simplificación de los trámites burocráticos ante las administraciones. Desde la excesiva dependencia de las aprobaciones por parte de las Comunidades Autónomas hasta la lentitud en general de los procesos administrativos, los expertos demandan más agilidad a la hora de aprobar y poner en marcha normativas y licencias.

Una de las principales demandas de los promotores es la de habilitar medidas que favorezcan la reforma, regeneración y rehabilitación urbanas. Desde el comienzo de la crisis, la actividad inmobiliaria vio una gran salida en la rehabilitación de edificios, además de ser muy necesaria en nuestro país, ya que más de la mitad del parque de viviendas están construidas antes de la década de los 80.

Quizá la gran asignatura pendiente de los anteriores planes de vivienda ha sido la de incentivar el alquiler. Los ciudadanos demandan mayores ventajas fiscales tanto para arrendatarios como para arrendadores, así como que se construyan viviendas de VPO en régimen de alquiler social.

Por último, este nuevo Gobierno se enfrentará a diferentes desafíos para mejorar el actual estado de la vivienda en España, tales como actualizar la legislación hipotecaria, subir el presupuesto para la VPO o relanzar la construcción de viviendas.

Archivado en: Blog