News

Las obras en tu vivienda son para el verano

24/06/2015

Con las buenas temperaturas, muchas comunidades y propietarios planifican y ejecutan obras de rehabilitación, remodelación o mejora de los edificios, casas y viviendas. El verano, además de ofrecer mayor cantidad de horas de luz y condiciones meteorológicas más favorables, permite a los propietarios tanto supervisar los trabajos o pasar más tiempo en sus domicilios, como dejar sus viviendas despejadas durante las vacaciones, lo que facilita las obras y reduce las incomodidades para los residentes habituales.

¿Cuáles son los pasos a seguir para poner en marcha una obra en tu vivienda?

  • Obras que no necesitan licencias: si las modificaciones que pondrán en marcha en tu casa se realizarán exclusivamente en el interior de la vivienda, y van a modificar y mejorar el aspecto concreto de un espacio, no necesitas licencias de obra. Renovar los suelos, cambiar la cocina, actualizar el baño son obras que puedes poner en marcha cuando quieras, sin solicitar permisos especiales. En algunos ayuntamientos, es necesario completar un formulario para hacer constar que se llevará a cabo una reforma en tu casa: se trata de un permiso de obras mínimas.
  • Pedir las licencias de obra: si los cambios que se llevarán a cabo en tu hogar son de envergadura y modificarán su estructura, disposición o dimensiones, se debe solicitar este permiso en el ayuntamiento. En función del tipo de trabajos que se llevarán a cabo, podría ser necesario el visado de un arquitecto. Si los trabajos modificarán la estructura de la vivienda, eliminando tabiques o añadiendo nuevas paredes, el ayuntamiento debe concederte un permiso de obras mayores, que requiere de un proyecto previo firmado por un arquitecto o aparejador. Por el contrario, el permiso de obras menores se solicita para obras que no alteran los elementos estructurales, pero que se deben comunicar al ayuntamiento por su complejidad o duración.
  • Recopilar y entregar la documentación: Dependiendo de la licencias de obras que solicites, deberás aportar una serie de documentos para su tramitación, como el justificante de pago de las tasas, la referencia catastral y un plano de la vivienda, la memoria descriptiva de la reforma y su presupuesto detallado, y el certificado de habitabilidad. Esto dependerá de cada ayuntamiento y es importante aclarar con las autoridades competentes los permisos necesarios.
Plazos, presupuestos permisos... planifica tu obra en verano para volver de vacaciones con una casa renovada. Imagen: click2creative.com

Plazos, presupuestos permisos… planifica tu obra en verano para volver de vacaciones con una casa renovada. Imagen: click2creative.com

  • Obras en comunidades de vecinos que afectan al exterior de la vivienda: Si resides en un edificio, las limitaciones son mayores: las obras que realices en tu hogar no pueden alterar ni la fachada ni las estructuras principales de los edificios. Además de los permisos legales en el consistorio de tu localidad, también deberás informar al presidente de la comunidad de vecinos y contar con la autorización de tu comunidad siempre que las obras afectan a elementos exteriores de la vivienda. En ningún caso se pueden hacer trabajos que pongan en peligro la seguridad, configuración o estructura del edificio.
  • Obras en las zonas comunes: si se van a modificar espacios de uso común para todos los vecinos de un edificio o urbanización, es necesario que la comunidad de vecinos lo apruebe por unanimidad; a excepción de la eliminación de las barreras arquitectónicas (que sólo con los votos de 3/5 partes de los propietarios pueden llevarse adelante) o de las obras para crear nuevas instalaciones y servicios o para mejorar la finca, que pueden aprobarse por mayoría simple (aunque quienes voten en contra deban abonar cuotas para poder disfrutarlas).
  • Espacios comunes durante las obras: tanto en las obras comunitarias como en las que se realizan en una vivienda, es necesario emplear zonas de uso común de los propietarios, como ascensores, escaleras, pasillos, etc. Los ascensores no deben, en principio, emplearse para transportar materiales o escombros, pero en caso de hacerlo, se debe proteger para evitar desperfectos, que de producirse, serán responsabilidad de quien esté llevando a cabo la obra, es decir, el propietario. Tanto los pasillos, como escaleras y rellanos deberán dejarse en el estado en que estaban antes de ponerse en marcha la reforma.
  • Horarios: pueden usarse todas las horas del día, excepto el tramo entre las 21,00 horas y las 08,00 horas. Algunas comunidades de vecinos pueden ampliar o crear un régimen horario especial, o incluso restringir los días en los que se pueden llevar a cabo obras, de forma que los fines de semana no se pueden llevar a cabo estos trabajos.

Y un último apunte: es recomendable buscar ayuda profesional para llevar a cabo las obras, calcular los costes a partir de un presupuesto concreto, y conocer los plazos en los que se llevarán a cabo (incluyendo la tramitación de licencias), para garantizar que las obras se llevan a cabo en tiempo y forma. No es infrecuente que los plazos se alarguen ante imprevistos, por lo que debes contemplar posibles retrasos que se disparen los costes y los plazos de ejecución.

Archivado en: Blog

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*