News

El ITP del alquiler: quién, cómo y cuándo se paga

26/05/2016

Si resides en Cataluña, Asturias, Andalucía o Madrid y vives de alquiler, seguramente en los últimos meses habrás oído hablar del ITP del alquiler, y es más que probable que ya te haya llegado a tu domicilio una carta del gobierno de tu Comunidad Autónoma instándote al pago del mismo.

Aunque la mayoría asociábamos hasta ahora el ITP solamente con la compraventa de viviendas, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se aplica desde 1993 también a los arrendamientos, pero no ha sido objeto de práctica habitual por parte de los arrendatarios y hasta el momento no había sido exigido tampoco por la Administración Tributaria.

Desde hace algunos meses, Madrid ha comenzado a solicitar este pago mediante cartas, primero informativas a los inquilinos y, más tarde, enviando directamente una carta de pago para abonar el impuesto en diversas entidades bancarias. En Cataluña, Andalucía o Asturias este requerimiento ya había comenzado el pasado año 2015. Además, el pago se exige con efectos retroactivos desde el año 2012 y con los correspondientes intereses de demora. 

 

Quién debe abonar el ITP

Este impuesto debe ser liquidado siempre por el arrendatario o inquilino al comenzar la vigencia de su contrato de alquiler. Además, cada vez que se prorrogue el contrato, una vez transcurrido el plazo que acordaron las partes, el inquilino tendrá que hacer una liquidación adicional del ITP por el período prorrogado, ya que cada una de las prórrogas se entiende como un nuevo inicio de contrato.

 

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se aplica desde 1993 también a los arrendamientos.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se aplica desde 1993 también a los arrendamientos.

 

Están exentos de abonar este impuesto los locales de negocio o las viviendas que se usen como despachos profesionales, que tributarán mediante el IVA.

 

Cómo y cuándo proceder al pago

Hace algunos años, tras entrar la legislación del ITP en vigor, los contratos de arrendamiento se solían firmar en papel timbrado que se adquiría en los estancos. La mayoría de la gente cree que esto ha desaparecido pero no es así; de hecho, es la mejor manera para liquidar el impuesto, ya que firmar el contrato en dicho papel timbrado, emitido por Hacienda, implica el pago del impuesto. Si firmas el contrato en papel normal, tienes un plazo de 30 días hábiles para autoliquidar en la Administración Tributaria de tu Comunidad Autónoma, comprando allí el modelo 600.

Para calcular la cuantía de este impuesto se usa como base el total de la renta que se abonará durante el período de duración del contrato. Si éste no refleja un plazo concreto se calculará sobre un período de seis años.

 

¿Por qué Hacienda sabe que debo pagar?

Obviamente, si has declarado tu alquiler en tu declaración de la renta, Hacienda te va a requerir el pago desde el año 2012, fecha que marca la retroactividad legal, ya que es conocedora de cuánto has estado pagando al año por alquilar tu vivienda.

Pero además, aunque no estés declarando que vives de alquiler, Hacienda está comprobando los depósitos de fianzas que los propietarios realizan en su organismo autonómico correspondiente y, con la dirección de esa vivienda, puede averiguar quién vive allí mediante la titularidad de contratos de consumos, domiciliaciones de pagos o incluso enviando inspectores a los domicilios, y exigir el pago del ITP al inquilino.

Archivado en: Blog