News

Comercialización Inmobiliaria en la web 2.0: paso a paso (parte 1):

28/09/2011

Las redes sociales y la web 2.0 se han convertido, sin duda, en aliados para las empresas, siempre y cuando se entienda cómo usarlas, cómo sacar el mayor provecho y como poner a disposición del público la mejor oferta en las mejores condiciones. A diferencia de otras técnicas y estrategias de marketing, más unidireccionales y con menor posibilidad de obtener un feedback inmediato, el marketing en la web 2.0 es más próximo, más cercano, más flexible y muy segmentado, siempre que se respeten las reglas de juego de los usuarios.

Para el sector inmobiliario, en el que la localización y la segmentación de los productos son factores esenciales en el proceso de comercialización, la web social es una oportunidad, pero el esfuerzo de planificación y ejecución de una buena estrategia de marketing online debe ser organizado y, sobre todo, debe tener unos objetivos claros y definidos, que pueden implicar la venta de una serie de promociones en oferta, dar a conocer la actividad de la compañía y sus proyectos, hasta iniciar una campaña de lanzamiento de una promoción, o crear una comunidad de vecinos virtual en torno a la gestión de un desarrollo propio. Estos objetivos se traducen en planes de acción generales que se van adaptando, ajustando o replanteando en función de los resultados.

En las siguientes semanas, analizaremos algunos de los factores esenciales que cualquier empresa debe considerar antes de lanzarse hacia el marketing 2.0, dedicando especial atención a las particularidades del sector inmobiliario. Hoy nos centraremos en el punto de partida: la web y el blog como herramienta de marketing inmobiliario.

 

Controla tu base de operaciones
Web corporativa de uno de los expositores de SIMA Otoño, Pryconsa.

Web corporativa de uno de los expositores de SIMA Otoño, Pryconsa.

Tu web y tu blog son la base de operaciones, porque además de que el contenido se genera y gestiona en un entorno controlado, se pueden diseñar teniendo en mente las necesidades del usuario, para hacer que su experiencia sea útil y satisfactoria. Los contenidos y el diseño deben responder a los objetivos, y funcionar en consonancia: si la web está orientada a la comercialización de vivienda, el diseño debe facilitar la búsqueda de inmuebles por diversos criterios, mostrar la información relevante de cada inmueble de un vistazo, y ofrecer todas las vías de contacto posibles para materializar la venta.

El contenido es fundamental: tanto si se trata de una web o blog corporativos, de un microsite diseñado para una campaña concreta, como del blog del presidente o del director comercial de la compañía, los contenidos deben alejarse del discurso comercial y acercarse a la información de valor, tanto para el potencial cliente o proveedor, como para otros profesionales del sector. Esto es especialmente significativo en un blog: se escriben millones de blogs, y conseguir que alguien dedique tiempo a leer su contenido depende del valor divulgativo y práctico de los contenidos, en función de las necesidades y expectativas de los potenciales lectores.

Es recomendable ponerse en el lugar del usuario, analizar sus intereses, dudas y preocupaciones, para responder a sus preguntas, resolver sus problemas o para ofrecerles consejos útiles. La información que parte de la base de operaciones debe ser, sobre todo, práctica, y debe demostrar  experiencia y conocimientos concretos, para atraer la atención de potenciales clientes y construir una relación de confianza, que dé lugar a una posible transacción comercial.  Pero hay que evitar la tendencia a dirigirse sólo a una audiencia experta: los mensajes y la información deben ser útiles, sobre todo, a tus potenciales clientes.

Es importante causar una buena impresión a través del diseño de la web o del blog. Claridad, simplicidad y usabilidad son esenciales: un diseño complicado o confuso genera rechazo en el usuario, que quiere encontrar la información que necesita en el menor tiempo posible. La información destacada, como ofertas, descuentos o promociones especiales vinculadas a la venta de un inmueble o promoción, deben ser accesibles de la forma más directa e inmediata posible: esta será siempre información de interés para un potencial cliente.

Si la web corporativa está diseñada para cumplir los objetivos de comunicación y comercialización, gracias a su usabilildad y accesibilidad, y el blog se convierte en la plataforma de los portavoces de la empresa para ofrecer información de valor, entonces estamos listos para el siguiente paso: trasladar esta actividad corporativa a las redes sociales, según sus reglas. Y a esto dedicaremos el siguiente capítulo de esta serie.

Archivado en: Blog

Un comentario a “Comercialización Inmobiliaria en la web 2.0: paso a paso (parte 1):”

Los comentarios están cerrados.