News

Claves para reformar tu casa en verano

28/07/2016

Si estás pensando en llevar a cabo una reforma en tu vivienda pero no tienes claro cuál es el mejor momento para hacerlo, en este post te vamos a descubrir las múltiples ventajas de reformar tu casa en verano.

En principio puede que consideres que la época estival es la menos indicada para afrontar una reforma debido al calor, las vacaciones, la inactividad de los meses de verano…, pero nada más lejos de la realidad, el verano es perfecto para emprender tu proyecto de reforma.

 

Días más largos y más tiempo libre

Aunque parezca una obviedad, en verano los días tienen un mayor número de horas con luz, lo que será perfecto si tienes que realizar reformas eléctricas o que necesiten de cortes de luz. No necesitarás instalar generadores ni linternas. Además, cuando los profesionales finalicen su jornada, todavía tendrás tiempo para limpiar, ordenar o hacer tareas para prepararte para el día siguiente.

Durante el verano seguramente tengas vacaciones y es muy probable que alguien de la familia realice jornada intensiva. Esto te permitirá contar con más tiempo tanto para realizar compras de materiales o decoración como para estar físicamente en la casa durante la reforma o incluso coordinaros para que los encargados de la obra tengan siempre acceso a la vivienda y haya alguien en casa por si os necesitan.

 

Tareas como pintar, barnizar, comprar materiales, arreglar elementos eléctricos, son más sencillas en verano.

Tareas como pintar, barnizar, comprar materiales, arreglar elementos eléctricos, son más sencillas en verano.

 

Algunos trabajos, mejor en verano

En toda reforma existen tareas que realizarás con ventaja en el periodo estival. Por ejemplo, los trabajos de pintura o revestimiento secarán mucho antes que en invierno y podrás terminar de aplicar varias capas en menos tiempo. Además, no tendrás problema para realizar los trabajos de exterior, tales como reparar canalones, tejados o limpiar la fachada sin riesgo de lluvia y con las máximas horas de luz aprovechables.

También es el momento ideal si lo que necesitas es mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda, ya que no hay inconveniente para que tu casa esté durante algún tiempo abierta mientras retiras las ventanas antiguas o se instala un nuevo sistema de calefacción.

 

Las rebajas también llegan a tu reforma

En los meses de verano es frecuente que las grandes superficies y almacenes de construcción y decoración estén también en rebajas antes de la nueva temporada. Aprovecha para adquirir los materiales durante el verano y verás reducido tu presupuesto en gran medida. Otra ventaja es que en esta época las empresas de reformas tienen un menor volumen de trabajo, con lo que es posible que encuentres más opciones disponibles para comparar y conseguir un mejor presupuesto.

Como ves, realizar una reforma en verano puede resultar más cómodo y ventajoso que hacerlo durante la rutina diaria del invierno. Solo hay que concienciarse e invertir tu tiempo libre en una tarea de cuyos resultados disfrutarás durante largo tiempo.

Archivado en: Blog

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*