News

Cinco razones por las que el verano es una buena época para encontrar casa

07/07/2015

Aunque los meses de verano tradicionalmente son momentos de descanso y poca actividad en general, hoy te proponemos aprovechar la etapa estival para materializar la decisión de comprar o alquilar casa.

Hay varias razones que pueden ayudarte a que la tarea de encontrar la casa perfecta sea menos estresante ahora que al término de las vacaciones:

  • Dispones de más tiempo libre. Algo fundamental en la búsqueda de vivienda, ya sea para alquiler o compra, es disponer de tiempo suficiente para localizarla, realizar llamadas, visitarla, conocer el barrio donde quieres residir…tareas que durante la jornada laboral tradicional no suelen ser fáciles de llevar a cabo. En los meses de verano puedes emplear todo el tiempo que quieras a emprender estas actividades sin estrés y, por tanto, tienes más posibilidades de encontrar lo que buscas.
  • Hay más casas disponibles en el mercado. Durante los meses de verano se produce un aumento de viviendas que, o bien quedan libres de alquiler debido al traslado de los inquilinos, o los propietarios ponen en el mercado aprovechando también su poca actividad estival. El verano para muchos es época de cambios y tienes más oferta disponible ahora que en plena temporada de invierno, cuando todos estamos ya instalados en la rutina.
  • Realizar papeleo es más rápido. Aunque a priori parezca que en estos meses cesa toda actividad, obviamente no es así. Si necesitas realizar operaciones bancarias, gestiones con la inmobiliaria, o cualquier otro tipo de trámite oficial, encontrarás menos colas y esperas que en plena temporada. Además, el personal que trabaja en julio y agosto suele estar menos ocupado y podrá atenderte mejor que en cualquier otro momento.

 

Mudarse en verano es más sencillo que hacerlo durante el resto del año: menos tráfico, más horas lbres... Foto: Paul Eekhoff en tomdwells.com

Mudarse en verano es más sencillo que hacerlo durante el resto del año: menos tráfico, más horas lbres… Foto: Paul Eekhoff en tomdwells.com

 

  • Hacer la mudanza o reformas es más cómodo. Sobre todo en ciudades grandes, puede resultar un calvario llegar hasta tu nueva casa con el camión para cargar y descargar. Sin embargo, durante los meses de verano el tráfico se reduce y encontrarás más lugares para aparcar sin problema y poder hacer la mudanza con tranquilidad. Y esto es fundamental si realizas tú la mudanza. Por otra parte, es probable que tus amigos y familiares estén también de vacaciones: ¡no tendrán excusa para no ayudarte!
  • Aún puedes encontrar buenos precios. Concretamente, en este periodo estival de 2015, aún existe una gran oferta de vivienda tanto en venta como en alquiler, a precios que se vienen manteniendo desde el pasado año. Ante la reactivación general de la economía y la vuelta al acceso al crédito hipotecario, este puede ser buen momento para tomar la decisión que necesites, antes de que la nueva temporada otoñal traiga consigo nuevos cambios en el mercado.

Tener en cuenta estas sencillas consideraciones puede hacer que cambien tus planes para este verano; plantéate unas vacaciones diferentes y, con un poco de dedicación, seguro que cuando vuelvas al trabajo y la rutina diaria agradecerás haber invertido tu tiempo en algo tan importante como encontrar un nuevo hogar donde poder descansar y llevar a cabo tus sueños.

Archivado en: Blog