News

Cerca de 40.000 extranjeros compraron vivienda en España en 2012

08/03/2013

comprar-casa-03Un total de 38.312 extranjeros no residentes en España compraron viviendas el año pasado en nuestro país. Esta cifra supone un aumento del 28,4% respecto a 2011, según los datos facilitados por el Consejo General del Notariado. Como especifica este organismo, los números no contabilizan los inmuebles sino los propietarios, lo que quiere decir que una misma persona pudo haber adquirido más de un inmueble.

Por regiones, Cataluña registró más del doble de compradores extranjeros de viviendas que en 2007,  primer año de la serie histórica que elaboran los notarios. Por su parte,  la Comunidad Valenciana también recuperó los niveles que registraba antes de la crisis; ya casi un tercio de las viviendas de la región las compran los extranjeros. Otro caso llamativo es el de Madrid, que logró atraer en 2012 a 204 extranjeros no residentes que decidieron comprar vivienda en la región, cuando en 2007 apenas lo hicieron 68. En el otro lado de la balanza se encuentran Andalucía y Murcia, comunidades autónomas donde más bajó el número de compradores en 2012.

También ha variado el origen de los nuevos propietarios de viviendas, ya que por primera vez los rusos se han convertido en los segundos compradores de vivienda por volumen, por detrás de los británicos, y superando a los franceses, tradicionalmente el segundo mercado en importancia. Los noruegos y los belgas también escalaron posiciones dejando atrás a alemanes e italianos que eran otros de los extranjeros que más casas solían comprar en toda la costa mediterránea y, en especial, en las islas.

En cuanto a los precios, del total de operaciones, el 42% se cerró con un precio superior a los 160.000 euros, límite marcado por el Ejecutivo a partir del cual se prevé conceder el permiso de residencia a los extranjeros que compren casas en España.

Fuentes del sector atribuyen este crecimiento principalmente a la rebaja de precios y a la aprobación de nuevas normas urbanísticas que parecen alejar el fantasma de las demoliciones de las casas a pie de playa. Otra de las razones que apuntan los expertos son la mejora de la imagen del país en el exterior y el escenario cada vez menos probable en el que España sufra un rescate de su economía.

Archivado en: Blog