News

5 puntos básicos antes de comprar una vivienda usada

03/07/2012

La compra de una vivienda es uno de los desembolsos más importantes que una familia realiza y por eso es imprescindible tener claro aquellos aspectos que se deben tener en cuenta para no encontrarse después con alguna sorpresa, especialmente si la vivienda a adquirir es de segunda mano. Si bien la mayor parte de estas operaciones de compraventa se realizan sin contratiempos, nunca está de más prepararse para ello.

Además, y antes de firmar como el conocido “contrato de arras”, imprescindible en este tipo de operaciones y con el que se inicia la relación contractual de comprador y vendedor, es necesario hacer una serie de comprobaciones para no llevarse después disgustos innecesarios:

1.       Revisar minuciosamente el estado del inmueble

Comprobar el estado de ciertos aspectos del inmueble, como su estructura o las instalaciones  eléctricas, de gas y de agua están en buen estado. También es aconsejable realizar una medición de la vivienda para comprobar si el tamaño del piso coincide con lo dicho por su propietario.

2.       Ir al Registro de la Propiedad

Previamente a tomar la decisión en firme de comprar esa vivienda ya usada, lo más recomendable es ir al Registro de la Propiedad para conocer la titularidad y posibles cargas que esa vivienda pueda tener y ver si la superficie coincide con lo dicho por el propietario. Es necesario solicitar allí una nota simple en donde diga quien es el propietario.

3.       Preguntar a la comunidad de propietarios

Antes de hacer un adelanto de dinero, no está de más preguntar a la comunidad de propietarios si el potencial vendedor está al día en los pagos. Si no fuera así, las deudas pendientes recaerían en el nuevo propietario. Otra cuestión importante que se debe conocer a la hora de preguntar a la comunidad de propietarios del inmueble es si hay prevista algún tipo de derramas por obras y reformas en el edificio ya que en este caso también recaería en el nuevo propietario.

4.       Verificar el pago del IBI

Los propietarios de la vivienda deben abonar anualmente el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Para comprobar si está pagado, es necesario preguntar en el Ayuntamiento o solicitar el vendedor el consiguiente recibo.

5.       Firmar el contrato de arras

Una vez hechas las consiguientes comprobaciones, es necesario firmar el  contrato de arras. Se trata de un documento privado para el que no se necesita la presencia de un notario, pero que tiene valor legal y vincula a ambas partes. Este documento debe incluir las cláusulas que el comprador y el vendedor pacten. Lo mejor es no dar nada por supuesto y que en él se incluyan cada uno de los aspectos acordados entre las partes. Entre otras cosas, es imprescindible que en este contrato figure el plazo en el que se realizará la compraventa y las consecuencias en que caso de una de las partes renuncie a formalizarla.

Archivado en: Blog

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*